hardware

El conocimiento implicado en estos proyectos que se enfocan en distintos aspectos del cuidado del medio ambiente fue liberado al mundo de manera tal que todas las personas puedan llevarlos a cabo y hacer su aporte para que sean cada vez mejores. Su aplicación se vuelve sencilla, a la vez que se disminuyen los tiempos, los costos y la capacitación.

1. Precious Plastics
Luego de hacer una pequeña investigación, el diseñador David Hakkens descubrió que el hecho de que sólo el 10% del plástico sea reciclado se debe a que su procesamiento es demasiado complicado. Además, las maquinarias utilizadas son muy costosas y complejas, a pesar de que el material se puede reciclar fácilmente por requerir temperaturas y presiones relativamente bajas. Concluyó que sólo necesitamos clasificarlo y tener las herramientas para transformarlo en otra cosa. Para ello, creó Precious Plastics. Se trata de una serie de máquinas de código abierto que permiten reutilizar plásticos y convertirlos en objetos útiles. En conjunto, brindan la posibilidad de montar un pequeño taller. Estos son algunos de los productos que permiten crear

2. WikiHouse
Alastair Parvin, uno de lo creadores de este proyecto, señala que la arquitectura implica diseñar para el 1% más rico del planeta. Con el propósito de construir para el 100% y que las ciudades puedan ser desarrolladas por los mismos ciudadanos, integró el equipo que desarrolló WikiHouse. Se trata de un sistema de construcción abierto que le permite a los usuarios descargar y adaptar modelos en 3D para generar una serie de archivos con plantillas de corte que se pueden imprimir usando una máquina CNC, dispositivo que permite cortar grandes trozos de materiales como madera contrachapada. Se obtiene así un gran rompecabezas en el cual las piezas son ensambladas. En un día, dos o tres personas pueden crear el andamio de una casa a la cual se le pueden añadir otros elementos. Escuchá a Alastair Parvin desarrollar la idea de su proyecto.

3. Open Source Beehives
Ante el declive de las abejas, y luego de estudiar las colonias productoras de miel en distintos lugares del mundo, un grupo de científicos desarrolló este proyecto. Las colmenas diseñadas, fabricadas con madera contrachapada y de montaje muy sencillo, ayudan a los ciudadanos a preservar esta especie.

4. Tabby
Este proyecto busca la sustentabilidad desde el punto de vista ambiental y social. Se trata de la primera estructura de código abierto para crear vehículos. Una vez que se tienen todas las piezas, se puede ensamblar en 45 minutos.

5. Farmbot
A medida que crece la población mundial se hace necesaria una mayor producción de alimentos pero, tal como se detalla en el libro blanco del proyecto, los métodos de agricultura convencionales no son sustentables y es necesario cambiar el paradigma. Para ello, el ingeniero mecánico Rory Landon Aronson creó Farmbot, una maquinaria para agricultura de precisión. Es sencilla y expansible, y le permite a los usuarios diseñar su granja según las especificaciones deseadas. El objetivo es crear una tecnología abierta y accesible que asista a todas las personas en el cultivo de alimentos y que permita cultivar alimentos para todos.

6. Public Lab
Partiendo de la consideración de que las personas no tienen acceso a las herramientas y técnicas necesarias para participar en la toma de decisiones que los afectan, se creó una comunidad para aprender a investigar cuestiones ambientales. La misma desarrolla y aplica herramientas de código abierto. Así, democratizando técnicas baratas y accesibles, busca crear una red colaborativa de personas que repiense la relación de los seres humanos con el medio ambiente.

plantbook

El Plantbook, es un ligero portátil compuesto por materias orgánicas que imita el modo de vida del bambú, desarrollado por los diseñadores japoneses Seunggi Baek y Hyerim Kim.

Tomado de: La Bioguía, artículo: El Ordenador Portatil Orgánico del futuro: PlantBook en junio 23 de 2014

Se trata de una computadora portátil que funcionaría a base de agua y energía solar. Además de usar las fuentes renovables, contamina menos el ambiente, ya que en su uso libera oxígeno en lugar de gases tóxicos. Gracias a su estructura flexible puede enrollarse sobre sí mismo hasta convertirse en un cilindro similar al tronco de una planta, con una correa en forma de hoja en la parte superior.

Para crear el sistema que da energía a la computadora, los diseñadores se inspiraron en el bambú y en la forma como la planta bebe el agua que necesita.

El usuario sólo tiene que introducir el tubo en un recipiente con líquido y dejar que la máquina se ocupe del resto. A medida que consume el fluido, un pequeño panel de diodos orgánicos de emisión de luz (OLED) integrado separa el hidrógeno del oxígeno a través de un sistema de electrolisis.

Para iniciar el proceso de electrólisis, la laptop usa una placa termo-solar instalada dentro del equipo. Inmerso en el agua el aparato carga la batería e indica que ya esta cargada cuando una pequeña hoja de silicona y LED´s se ilumina por completo con una luz verde. Lo que se trata es reducir las emisiones contaminantes durante el proceso de producción, ensamblando materiales sostenibles, apostando por energías renovables o facilitando el reciclaje de productos una vez que éstos agotan su ciclo de vida.

 

moto_agua

José Vaesken, es un mecánico paraguayo de 26 años, que generó un dispositivo, el cual permite que las motos funcionen utilizando agua como combustible. Y no desea recibir dinero a cambio de su invento, solo pide a cambio el ingreso a la carrera de Ciencias Químicas.

Tomado de: La Bioguía, artículo: Mecánico logró que una motocicleta funcione con agua en vez de nafta en octubre 29 de 2014

El joven, oriundo del departamento de Guairá, se acercó a la Universidad Nacional de Asunción (UNA) con el objetivo de llevar a la Dirección General de Investigación científica y Tecnológica planos e instrucciones para construir una “celda generadora de hidrógeno y oxígeno para motocicletas”. Las autoridades sorprendidas, recibieron y estudiaron la propuesta.

Los documentos que entregó a la UNA son una ilustración gráfica del generador, y las fotocopias de unas tres de hojas de cuaderno cuadriculadas, en las que anotó a mano las instrucciones para la fabricación del mismo y el procedimiento para unirlo al motor de la motocicleta.

El funcionamiento del generador se basa en el proceso de electrólisis: por medio de una corriente eléctrica a través del agua se produce la descomposición en los gases oxígeno e hidrógeno, que en combustión posibilitan el movimiento del vehículo. Una vez instalado el mecanismo, se requieren algunas reformas como aumentar el voltaje del volante magnético de la moto y modificar el tiempo de chispa del motor.

Funcionamiento: Hidrógeno y Oxígeno

La base del funcionamiento del generador creado por Vaesken es la electrólisis, el proceso por el cual una corriente eléctrica separa el hidrógeno y el oxígeno que componen el agua. El hidrógeno actúa como agente comburente, y el oxígeno hace de carburante, produciendo juntos la combustión que posibilita el movimiento del vehículo.

El dispositivo es instalado y se requieren algunas modificaciones menores al vehículo, como aumentar el voltaje del volante magnético de la moto y modificar el tiempo de chispa del motor, demasiado lento para la reacción con el hidrógeno.
Inclusive representa una ventaja en el aspecto de las emisiones, dado que lo que emite un motor que funciona por este procedimiento es simple vapor de agua, en vez de monóxido de carbono.
Según estimó Vaesken, la modificación de una motocicleta para que funcione con agua en vez de nafta no debería costar más de 600.000 guaraníes.

Según explicó José Vallinotti, el abogado que apoya a Vaesken como mecenas, esta es una idea que ya surgió en varias partes del mundo, pero que por alguna razón nunca pudo ser patentada, ya que en cada intento surgía algún reclamo que terminaba por parar el trámite.

Según comentó finalmente, el propio Vaesken puso a prueba el rendimiento de su motocicleta funcionando a agua con un viaje de 250 kilómetros y otro de 200 kilómetros con nada menos que unos 8 litros de agua. Como aporte al medioambiente, se produce menor daño a la capa de ozono y lo que se emite es vapor de agua en lugar de monóxido de carbono.

Vaesken presentó los documentos de su descubrimiento como donación y dejó en claro explícitamente que no desea recibir dinero a cambio de su invento. Lo único que aceptaría a cambio es que la universidad le permita estudiar ciencias químicas.